Las predicciones son frías; la decisiones, calientes. Fotografía de Aray Chen.

 

The new digital age: reshaping the future of people, nations and businesses el título del libro escrito por Eric E. Schmidt, presidente ejecutivo de Google, y Jared Cohen, director de Google Ideas y exconsejero para asuntos de terrorismo del Departamento de Estado de Estados Unidos, que acaba de salir a la venta. Amparados en la potencia de su marca, los autores se atreven a pronosticar que al final de esta década todos los habitantes de la Tierra estarán conectados digitalmente.

Ojalá fuese así porque tal digitalización global representaría para muchas personas una puerta a nuevas oportunidades. Desafortunadamente, la extensión de las infraestructuras de telecomunicaciones no significa que todos los ciudadanos tengan acceso a internet, unos por razones económicas y otros por falta de formación.

Es verdad que la tecnología es un arma poderosa que bien podría utilizarse para reducir la desigualdad, aumentar la transparencia, compartir el conocimiento, crear buenas referencias y denunciar las conductas inmorales, pero también lo es que su utilización para el bien o para el mal dependerá de la conciencia y la consciencia de las personas. De hecho, los autores del libro aseguran que “lo que ocurrirá en el futuro depende de nosotros“.

El futuro de la web universal es desgranado por Schmidt y Cohen a través de seis predicciones:

1. “Se darán clases de privacidad en línea junto con educación sexual en las escuelas“.

2. “El aumento de la web móvil significa que todo el mundo estará en línea en el año 2020“.

3. “Las organizaciones de noticias no podrán seguir el ritmo de las de última hora, ya que será imposible seguir fuentes en tiempo real como Twitter“.

4. “El almacenamiento de datos en la nube continuará como la norma, y eso va a cambiar radicamente cómo vemos la privacidad“.

5. “A medida que la web se expande, comenzarán a surgir revoluciones más casualmente y más a menudo que en cualquier otro momento de la historia en naciones con gobiernos opresores“.

6. “Más personas utilizarán la tecnología para el terror, pero su presencia en la web también facilitará encontrar a esos terroristas“.

Desde mi vocación de buscador de respuestas, contesto a estas seis predicciones con seis preocupaciones:

1. Las clases de privacidad serán manifiestamente insuficientes si padres y educadores no fortalecemos la capacidad de selección y decisión de nuestros hijos y alumnos. Hay que robustecer su criterio.

2. Si tu renta diaria está por debajo del umbral de la pobreza de poco sirve que en tu zona exista acceso a internet. La extensión de las infraestructuras debería ir acompañada de la creación de tejido social y económico que pueda beneficiarse de ella lo más rápidamente posible. No es cuestión de ‘megas’, sino de neuronas solidarias.

3. Los medios de comunicación que quieran conservar su influencia tendrán que dedicarse al análisis y a la creación de historias trufadas con valores humanos. Sin renunciar al entretenimiento deberán recuperar la vocación formativa.

4. El riesgo no está en la nube, sino en la nebulosa de contradicciones de las que dejamos más huella que nunca. La mejor política de privacidad es pensar lo que se dice y ser consecuente con ello.

5. No nos engañemos: la razón de la poco florida primavera árabe no hay que buscarla en el deseo de libertad, sino en la búsqueda de oportunidades. Tasas de paro juvenil superiores al 60% están en el origen de las movilizaciones. Es fundamental canalizar el activismo hacia las instituciones.

6. La mejor forma de combatir el terrorismo es extirpando sus raíces: la intolerencia y el radicalismo, hijos indeseados de un déficit educativo y la frustración que causa la desigualdad.

Hacer predicciones es útil en la medida en que su difusión puede modificar un futuro indeseable. Tomar decisiones es modificar ese futuro indeseado. Un futuro que se puede buscar en Google, pero que se encuentra en la activación de uno mismo.

4 comentarios

001
jordi castillo
04.05.2013 a las 17:56 Enlace Permanente

Buen ejercicio!, buen ejercicio de contraponer seis reflexiones propias a las seis predicciones de los responsables de Google. Sobre estas últimas, decir que me dejan perplejo por su poca profundidad, la falta de entendimiento de la diversidad en la globalidad. Me preocupa la obsesion por el “terror”. El terror, el mal ha existido siempre, y la tecnologia ha sido un buen instrumento para su ejercicio, pero también la tecnologia ha sido lo que nos hace progresar. No concibo incluir el terror en una lista con solo seis epígrafes. Y no concibo no incluir la propagación y desarrollo del conocimiento en la sociedad como un elemento, quizás el más importante, vital para nuestro futuro global y el reequilibrio del mundo. Sobre los mass media decir que es cierto y es preocupante, la red nos hace a menudo olvidar un concepo básico, “las fuentes”, además de confundir al usuario entre la información y la opinión. Todos los medios, absolutamente todos, desde su ejercicio legítimo del tratamiento de la información hacen opinión y la ejercen desde el momento que eligen que noticias, donde se ubican y en que modo, en que tipografia. La diferencia está en que detras del medio está un editor, una editorial que se responsabiliza de su producto.
Los “bienes de información” tienen una utilidad marginal decreciente, el grado de satisfacción del consumidor de un “bien de información” disminuye a medida que aumenta la sensación de saturación resultado de la sobrecarga de “output” al cual puede acceder. A mi juicio, ahí se ubica la oportunidad para los medios de comuniación: análisis de la información, reportajes didacticos y una buena opinión. Es decir por su contribución al conocimiento, que nunca hay que confundir con la información.
Para terminar, te animo a seguir haciendo este tipo de ejercicios porque ayuda a pensar sobre cosas, conceptos u ocurrencias que si no pasarian mucho mas desapercibidas. Un abrazo

002
Grady Z. George
09.05.2013 a las 07:37 Enlace Permanente

La diferencia social que existe entre aquellas personas que saben utilizar las TIC y aquellas que no, no siempre es un problema de posibilidad de acceso e infraestructuras (servicio universal) o conocimientos previos ( alfabetización digital ), sino que en la mayoría de los casos es un problema de actitud personal en lo referido a las nuevas tecnologías. Es preciso un cambio cultural que implique a todas las personas sin importar su condición o rango de edad para poner a su alcance y de forma más intuitiva y “usable” lo que llega, ha llegado y llegará en un futuro en materia digital.

003
Francine F. Mcmillan
20.05.2013 a las 09:16 Enlace Permanente

4. El riesgo no está en la nube, sino en la nebulosa de contradicciones de las que dejamos más huella que nunca. La mejor política de privacidad espensar lo que se dice y ser consecuente con ello.

004
Marta Torrents
24.05.2013 a las 10:03 Enlace Permanente

Gran reflexión sobre el futuro que nos espera, tenemos que empezar.

Dejar un comentario

*