07Jul
2015
Escrito a las 7:59 pm
Consejo de la Global Alliance for Public Relations and Communication Management para el período 2017-2019

Consejo de la Global Alliance for Public Relations and Communication Management para el período 2015-2019

Los socios de la Global Alliance for Public Relations and Communication Management, reunidos en Milán para asistir a la asamblea general anual, ratificaron mi nombramiento como Chair-elect. De acuerdo con las normas de gobierno de la Global Alliance, ejerceré como presidente electo hasta junio de 2017, fecha en la que asumiré la presidencia ejecutiva por un período de dos años, transcurridos los cuales seguiré otro bienio en el comité ejecutivo como past-chair. Dentro de dos años me convertiré en el primer presidente latino de la entidad que agrupa a asociaciones de comunicadores de todo el mundo, una suerte de ONU de las relaciones públicas con sede en Lugano (Suiza) cuya principal misión es contribuir al desarrollo de nuestra profesión.

El nombramiento como presidente electo de la Global Alliance ha coincidido con la culminación de mi formación como coach ejecutivo. Ambas circunstancias constituyen hitos importantes en mi desarrollo profesional, que no se detiene jamás en términos de aprendizaje, incluso ahora que acabo de cumplir el medio siglo de existencia. Tanto las responsabilidades de gobierno en la Global Alliance como la práctica del coaching expresan mi compromiso con este joven oficio que algunos hemos ido aprendiendo al tiempo que ejercíamos, si bien no abjuraré jamás de la base de conocimientos que me proporcionó la licenciatura en Ciencias de la Información y el ejercicio del periodismo durante unos años.

La misión de la Global Alliance es contribuir al crecimiento de la profesión de comunicador mediante la creación de estándares globales, la difusión de buenas prácticas y el fortalecimiento del movimiento asociativo en el ámbito de las relaciones públicas. Actualmente un equipo senior de la asociación trabaja en el más ambicioso y estratégico proyecto jamás emprendido. Titulado “Credentials”, se trata de un ejercicio de armonización de los conocimientos, las habilidades, las actitudes y los comportamientos que debe tener un comunicador para ejercer. El trabajo distingue entre los profesionales que se inician en el oficio, aquellos que están en mitad de su carrera y los directores de departamento o máximos responsables de la función.

La homologación de conocimientos, habilidades, actitudes y comportamientos es un primer paso para abordar procesos de certificación o acreditación de los profesionales, una opción que corresponderá a las asociaciones nacionales que deseen embarcarse en una segunda parte de esta singladura.

Este proyecto profundiza en el modelo de gestión de la comunicación que representa el Mandato de Melbourne, una evolución de los Acuerdos de Estocolmo. Sus bases son el carácter, la escucha y la ética, ejes sobre los que el comunicador debe articular el ejercicio de sus crecientes responsabilidades en el seno de las organizaciones. La escucha es, a su vez, la herramienta más poderosa del coaching, una condición sine qua nom para profundizar en las creencias de los escuchados, sus deseos y, sobre todo, sus compromisos.

Existe una clara conexión entre comunicación y coaching. Al igual que los individuos, las organizaciones que solo se escuchan a sí  mismas no están condenadas al ostracismo, sino a la desconfianza, el bien más valorado, por escaso, de una sociedad que vive atenazada por incertidumbres. Por primera vez en la historia de nuestro joven oficio, los comunicadores tenemos la oportunidad de liderar los procesos de transformación de nuestras organizaciones, tal y como quedó reflejado en The Madrid Momentum, una apelación a la responsabilidad del colectivo surgida del World Public Relations Forum celebrado en España en octubre del año pasado.

Con toda la humildad del mundo yo voy a ejercer la responsabilidad que los socios y el consejo de la Global Alliance me han atribuido, porque creo que si mejoramos los procesos de comunicación el mundo que habitamos será mejor. Y para ello estoy dispuesto a escuchar a todo aquel que desee contribuir a tan noble misión y visión.

De derecha a izquierda, Gregor Haff, presidente de la Global Alliance, Anne Gregory, past-chair, y José Manuel Velasco, chair-elect.

De derecha a izquierda, Gregor Halff, presidente de la Global Alliance, Anne Gregory, past-chair, y José Manuel Velasco, chair-elect.

trackbacks

[…] Hacia una comunidad global de comunicadores […]

Dejar un comentario

*